29.12.11

Assassin's Creed. Revelations


Bueno, juego estrenado con retraso por motivos personales y tambien porque queria acabar ya el trabajo que me ha costado todo el p*** verano y hasta hoy mismo que lo he podido imprimir de una santa vez (eso si, con los típico problemas que tiene la impresora cuando lo que quieres es imprimir algo importante).

Pero hablando del juego, no se, quizás me lo parece a mi pero creo que los años no pasan para nadie y tampoco para Ezio, el cual ha envejecido bastante (me da la sensación de que corre y trepa las paredes más lentamente).


Esta vez, el juego vuelve a los orígenes del primero, Masyaf, para aclarar dudas que habia dejado Altaïr (de ahi el nombre del juego, más lógico imposible) escritas en sus "memorias" por asi decirlo y donde las encerró en su biblioteca, custodiada por cinco llaves que escondió un tal Nicolo Polo (por lo que se dice en el juego, padre de Maro Polo). Ezio falla algunos movimientos que lo llevan a ser prisionero de los ultimos templarios de Constantinopla en 1511, escribe todo lo que vive en unas cartas dirigidas a su hermana Claudia (que casi se le puede llamar libro más que cartas).

Ezio se hace amigo y compañero asesino de Yusuf Tazim, un jefe asesino de las tierras de Estambul, que le enseña lo más basico de sus asesinos y lo moderniza con nuevas armas y técnicas como es el gancho otomado (junto con una hoja oculta), las bombas personalizadas, etc.
A su vez, desmond intentará revivir las ultimas memorias anto de Ezio como de Altaïr para salir del coma en el que está por culpa de Juno (si habéis jugado a la tercera entrega de AC sabréis a lo que me refiero). La vida de Desmond está contra las cuerdas y el sujeto 16, el cual ya tiene forma y se le ve la cara, le pone prisa en volver al mundo que le pertenece si no quiere que su cuerpo sea pasto de gusanos como le pasó a él. Si Desmond se quedara encerrado en el interior del animus, le pasaria como 16, no tendria forma de salir nunca más.

Ezio, junto con Yusuf, tienen que echar de la ciudad a los templarios, cuyos jefes se han apoderado de Constantinopla aprovechando la ausencia del sultán y de su primogénito. Mientras eso ocurre, tambien nos pondremos en la piel de Altaïr y de Desmond, para aclarar dudas, por lo tanto, será una partida jugando a tres bandas. Por una parte, jugando en la piel de Ezio, intentaremos encontrar las cinco llaves de la biblioteca de Altaïr, cuando eso ocurra, automaticamente nos pondremos en la piel del primer asesino, descubriendo una memoria suya reprimida y luego seremos Desmond, quien intentara establir nexos de conexion entre todas las memorias para salvar su pellejo de quedarse virtualmente encerrado para siempre en el ordenador central del Animus.








Si os gusta Assassin's Creed, si ya jugaisteis a las tres anteriores entregas, si los juegos que saliron para las portátiles os apasionaron o si simplemente quereis jugar para probarlo, hacedlo. Os lo recomiendo. Es un juego que no tiene pérdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario